lunes, 17 de octubre de 2011

ANACAONA, INDIA DE RAZA CAUTIVA

Anacaona, la india de raza cautiva de la región primitiva, no es desconocida para los salseros que han oído y bailado la composición de Tite Curet Alonso en la inmortal versión de Cheo Feliciano de por allá desde la sabrosa década de los 70s. Su historia es una muestra de bravura y valentía ante el látigo implacable de los invasores españoles, quienes sistemáticamente se encargaron de exterminar todo vestigio de cultura de muchas de nuestras regiones.

Al contrario del pensamiento general, la historia de Anacaona no se dio en Puerto Rico ni en Cuba, fue en la isla que los españoles bautizaron como La Hispaniola y que hoy conforman las repúblicas de Haití y Dominicana. Allí nació y murió esta legendaria heroína que se opuso a la esclavización y al maltrato de los nativos por parte de los invasores españoles.



Antecedentes

Las islas de Cuba, Puerto Rico y La Hispaniola estaban habitadas por aborígenes por lo menos 5000 años antes de la sangrienta invasión europea al Nuevo Mundo. Los antropólogos han marcado 2 posibles fuentes de migración:

1. La migración desde América Central.
2. Las migraciones desde América del sur. (1)

Se cree que la sociedad taína (2), a la cual pertenecía Anacaona, nació del grupo de los Arawaks que se establecieron en las Antillas Mayores. A la llegada de los conquistadores (1492), los taínos eran la raza que poblaba la Isla y fueron ellos quienes precisamente le dieron la bienvenida a Cristóbal Colón y su comitiva genocida. (3)

En 1492 la isla de Quisqueya (4) contaba con 5 cacicazgos a saber:

1. Cacique Guarionex quien gobernaba la región de Magua, una de las regiones más ricas de la isla.
2. Cacique Guacanagarí, quien gobernó la provincial de Marien y fueron los primeros en convertirse al cristianismo y darle la bienvenida a Colón.
3. El tercer cacique fue Bohechio, quien gobernó la provincia de Xaragua o Jaragua. Este cacique era hermano de Anacaona.
4. El cuarto cacique fue Caonabo, esposo de Anacaona, quien gobernaba la región de Maguana. Esta provincia se destacaba en el arte de la guerra.
5. El quinto cacique gobernó la región de Higüey y se le conocía como Higüanamo.



Los primeros días en el Nuevo Mundo

De todas las islas que Colón visitó durante su primer viaje, Quisqueya le llamó profundamente la atención (5) por lo hermosa, lo pacífica y el dócil carácter de sus habitantes; obviamente los españoles también se percataron que los indígenas no tenían armamento y que podían ser esclavizados fácilmente para explotar las minas de oro que encontraron en la isla.

En busca de refuerzos y más hombres, Colón decide regresar a España pero el barco se hundió el día de Navidad de 1492 cuando apenas emprendía su larga jornada de vuelta. Colón deja entonces a 39 de sus hombres en una pequeña fortaleza, Fuerte Navidad, al mando de Diego de Arana. Una vez en la isla y sin la supervisión de nadie los españoles empezaron a pelear y a matarse los unos a los otros, también esclavizaron a los indígenas y los trataron con desprecio y humillación.

Este tipo de maltratos fueron haciendo que los españoles poco a poco se ganaran el desprecio y el rechazo de los moradores de la isla y es así como después de muchos meses de maltratos el Jefe Caonabo decide tomar cartas en el asunto y ataca la fortaleza, matando a los que quedaban e incendiándola totalmente y se dio a la fuga.

La muerte de Caonabo

Cuando Colón regresó a la isla el 28 de noviembre de 1943 con una expedición mucho más grande que la primera, se dio cuenta que los españoles habían sido asesinados y la fortaleza incendiada. La expedición de Colón, se dedicó entonces a la captura del cacique.

Caonabo fue capturado y deportado a España. Según los escribas de la época, murió presumiblemente ahogado cuando los prisioneros del barco se sublevaron y lo hundieron en pleno Océano Atlántico (1494).

Después de la captura del cacique Caonabo, Anacaona se fue a la región de Xaragua donde consolidó su poder a la muerte de su hermano Bohechio. Muchísimos indígenas empezaron a morir víctimas de las largas jornadas de trabajo, las enfermedades para los que no tenían defensas naturales o sencillamente de desnutrición.



Por otro lado los españoles quienes no contentos con Colón, tramaron una conspiración en contra de él y su hermano Bartolomé. Finalmente fueron removidos de sus cargos y tuvieron que regresar a España a rendir cuenta de sus acciones.

La resistencia y la masacre

Una vez en Xaragua (Jaragüa), Anacaona logró consolidar su autoridad gobernando la provincia que su hermano había dejado al morir. Es bien importante mencionar que la provincial de Xaragua era la única que no había sucumbido al dominio invasor. España por otra parte ya estaba planeando someter la región para así tener el control total de la isla y para esto embarcó a Nicolás de Ovando con 2500 hombres armados y listos para tomar el control de Xaragua (1502).

Obando decide tomar acciones para “domesticar” a los indios y fraguó una de las peores matanzas que se hayan registrado en la historia del descubrimiento. Organizó un banquete con el fin de celebrar su posesión como gobernador y para esto invitó a Anacaona y a 80 jefes más. Los indígenas, que por naturaleza eran nobles, creyeron que esta celebración era para que ellos demostraran sus habilidades en el juego del Batey (6), no sabiendo que era todo un plan para asesinarlos. Cuando Ovando dio la señal, 300 soldados y 70 jinetes empezaron la matanza.

Al momento de la masacre algunos indígenas lograron sacar a Anacaona del lugar, desafortunadamente los 80 jefes indígenas fueron masacrados ese domingo.



Entre los sobrevivientes que escaparon estaban: Guarocuya, sobrino de Anacaona, quién posteriormente ya huérfano fue criado en un monasterio en Santo Domingo. Uno de sus mentores fue Bartolomé de Las Casas y fue cristianizado con el nombre de Enrique o Enriquillo; Higüemota, la hija de Anacaona; Mencia, la nieta de Anacaona; y el líder tribal Hatüey, quién posteriormente escapó a Cuba. Una vez en Cuba organizó la resistencia, pero fue capturado en batalla, torturado y posteriormente asesinado por orden de Diego Velásquez de Cuellar.

Captura y muerte de Anacaona

Ovando, no contento con la masacre, se percató que faltaba Anacaona e inició una estrecha búsqueda hasta que la capturaron tres meses después (1504). Su hospitalidad, gentil porte y su condición de mujer de nada valieron. Después de torturada Ovando la condenó públicamente a la horca y su cuerpo expuesto a los indígenas de la provincia.



Anotaciones generales

- Anacaona está considerada como el primer aborigen del Nuevo Mundo que aprendió a hablar y escribir el español correctamente.

- Anacaona fue una mujer de gran belleza, inteligencia y gracia que atrajo la atención de los primeros españoles.

- Anacaona fue considerada la poetisa más famosa entre los taínos. Fue muy popular como compositora de tonadas y poemas narrativos que recitaba en los areitos.

- Anacaona significa Flor de Oro en lengua taína.

- Algunos historiadores ubican la fecha de nacimiento de Anacaona en 1464, o sea que falleció de 40 años.

- En un principio sintió gran admiración por los españoles. El contínuo abuso, mas la prohibición del matrimonio de su hija con un militar español, convirtió este sentimiento en odio y antipatía.

- Areito era una manifestación de los aborígenes antillanos presentada en grupos sociales, cuyos rastros sonoros fueron exterminados en Cuba, aunque se lograron preservar en otras islas del Caribe.

- La composición “Anacaona” de Catalino “Tite” Curet Alonso es de 1976, con arreglos de Bobby Valentín y Nick Jiménez y en la grabación participaron Johnny Pacheco (congas), Larry Harlow (piano), Bobby Valentín (bajo), Louie Ramírez (vibráfono), Orestes Vilató (timbales), John “Dandy” Rodríguez (bongó), Ismael Quintana (maracas y claves), Vinnie Bell (guitarra eléctrica), Charlie Rodríguez (tres) y José "Cheo" Feliciano (voz líder).

- Aquí la letra de Anacaona de Curet Alonso:

ANACAONA

Anacaona, India de raza cautiva
Anacaona, de la región primitiva (bis)
Anacaona, oí tu voz
Como lloró cuanto gimió

Anacaona oí la voz
De tu angustiado corazón
Tu libertad nunca llegó....

Anacaona, india de raza cautiva
Anacaona, de la región primitiva (bis)

Coro: Anacaona, areito de Anacaona

India de raza cautiva
Alma de blanca paloma, Anacaona

Pero india que muere llorando
Muere pero no
Perdona, no perdona, no
Esa negra que es de raza
Noble y abatida pero
Que fue valentona Anacaona

Coro :
Anacaona, areito de Anacaona

Oye, según la historia
Lo cuenta dicen que fue
A la canona Anacaona

La tribu entera la llora
Porque fue buena
Negrona Anacaona
Y recordando
Recordando lo que pasó la tribu
La tribu ya se enfogona

Coro :
Anacaona, areito de Anacaona

- Curet Alonso también compuso y cantó en su propia voz “Caonabo” dedicado al esposo de Anacaona, incluido en el LP “Con un poco de algo” (WS Latino 4280).

- Y aquí la letra de Caonabo también de Curet Alonso:

CAONABO

En el monte solloza el indio Caonabo
en el monte solloza el indio Caonabo
llorando su Anacaona el indio bravo.

El que perdió la vida por un gran amor
el que vertió su sangre por una india en flor
que linda su Anacaona.

En el monte solloza el indio Caonabo
si el amor es sacrificio allí fue sacrificado.

Caonabo y Anacaona amores martirizados
ella misma se mató luego que al indio mataron.

Y en el monte solloza el indio Caonabo
llorando su Anacaona espíritu de indio bravo.

Coro:
En el monte solloza el indio Caonabo.

Ese que llora a su Anacaona está viviendo en el monte, Caonabo.

Es Caonabo y Anacaona, Anacaona y Caonabo.

Y como Caonabo lloraba vinieron todos los bravos en el monte.

La división 21 está llorando a Caonabo por Alicia.

El lloró su Anacaona como Cheo Feliciano la lloraba.

www.youtube.com/watch?v=EA0t1yPx630



Notas

(1) Los Arawacos (arahuacos), también llamados aruacos, arbacos o arawacks, fueron miembros de una familia lingüística muy numerosa que se extendió desde Cuba hasta Trinidad, en las Antillas, y en Suramérica desde su costa norte hasta Perú y Paraguay.

(2) La palabra Taino significa Noble.

(3) Los datos del genocidio no son claros en cuanto a números, pero las cifras muestran que en 10 años (1492 - 1502) la población indígena fue reducida en un 75% y para 1520 los indígenas habían sido exterminados en la Isla.

(4) Los Indígenas llamaban a la Isla Quisqueya, Babeque, Bohio o Haití, que significan entre otros, tierra montañosa, casa grande y gran madre de la tierra.

(5) Cristóbal Colón expresó antes de morir su deseo de ser enterrado en la Isla, pues según él no había visto otra tierra tan bella como La Hispaniola (Quisqueya).

(6) El juego del batey fue jugado de una manera similar al futbol con 2 grupos competidores y entre 20 y 30 jugadores por equipo. Las bolas eran hechas de raíces, hierbas y jugos los cuales le daban la consistencia a la bola. El término batey enmarca 2 conceptos. El primero es el batey de significado religioso donde se cantaban los areitos y el segundo es el batey como campo recreativo. De todas formas el batey era una extensión de tierra de forma rectangular en donde los aborígenes celebraran ceremonias mágico-religiosas o se divertían.

Este texto está basado completamente en la investigación realizada por el colombiano Raúl Mosquera

1 comentario:

  1. Muy bueno el post. Saludos desde Perú. Gustavo.

    ResponderEliminar